Cinco razones por las que nuestros niños necesitan el espíritu empresarial desde una edad temprana - Blog iDN

Post Top Ad

test banner

Cinco razones por las que nuestros niños necesitan el espíritu empresarial desde una edad temprana

Share This

La educación centrada en el espíritu empresarial ayuda a los estudiantes a crecer para ser más resilientes, innovadores, colaborativos e independientes.

El espíritu empresarial no se trata solo de crear una empresa. Se trata de construir un imperio, interactuar con todas las partes interesadas del ecosistema, mantener relaciones y muchas más cosas. Además, un sueño emprendedor no es algo que tenga que esperar hasta terminar la universidad. Se necesitan años de aprendizaje, práctica y cometer errores antes de que sus hijos se conviertan en profesionales, y lo mismo ocurre con el espíritu empresarial, porque usted no va a despertar y convertirse en el empresario perfecto. Hay fallas, desafíos y lecciones antes de encontrar la estrategia correcta para usar.

La educación centrada en el espíritu empresarial ayuda a los estudiantes a crecer para ser más resilientes, innovadores, colaborativos e independientes. Aunque hay muchas razones por las que necesitamos presentarles a nuestros hijos el espíritu empresarial a una edad temprana, aquí están las cinco razones principales enumeradas para usted:

Ética y disciplina laboral

La ética y la disciplina del trabajo no se pueden incorporar en forma de términos y condiciones, sino que vienen con la experiencia. Ser un joven emprendedor o enseñar el espíritu empresarial a una edad temprana permite a los estudiantes ser responsables, empáticos y amables al mismo tiempo. Según Science Direct, y muchos otros estudios, los estudiantes que están expuestos al espíritu empresarial a una edad temprana, directa o indirectamente, desarrollan una gran ética en comparación con los adultos.

Además, la disciplina es una de las lecciones iniciales que les enseñamos a nuestros hijos. Sin embargo, no es una tarea fácil. Período. A menos que sepamos las repercusiones de no mantener la disciplina, no tendemos a practicarla. El espíritu empresarial absorbe la disciplina en los niños mientras es implícito al respecto. Esta autoconciencia debe llegar a los niños a una edad temprana para que crezcan y se conviertan en seres humanos exitosos. 

Habilidades de las personas

La comunicación siempre ha sido una de las habilidades blandas más importantes y juega un papel aún mayor en el mundo empresarial actual. Su comportamiento o interacciones conductuales son tan importantes como tener un título. La integración de estas habilidades en los niños desde una edad temprana los beneficiará de por vida. El espíritu empresarial hace que los niños interactúen con diferentes personas a medida que avanzan en su viaje empresarial. Esta interacción y colaboración con varias personas de diversos orígenes les enseña habilidades invaluables con las personas.

Adaptabilidad 

La adaptabilidad se ha convertido en una habilidad de supervivencia en el mundo actual. Las cosas están cambiando a una velocidad vertiginosa y aquellos que no se adaptan a estos cambios a menudo se quedan atrás. El espíritu empresarial enseña a los niños a lidiar con las incertidumbres con calma y compostura. Como resultado, nunca se sorprenderán con las sorpresas. Por tanto, el emprendimiento es una herramienta adecuada para desarrollar esta habilidad en los niños. 

Seres prácticos 

La mayor parte del sistema educativo indio, si no todo, se trata de aprender o adquirir conocimientos académicos. A los estudiantes apenas se les da la oportunidad de implementar prácticamente este conocimiento. Con la introducción del espíritu empresarial en la vida de los niños, les enseña la aplicación de los conceptos aprendidos, los desafíos que están involucrados en el proceso y cómo enfrentarlos. Entonces, sí, el espíritu empresarial enseña a nuestros hijos a ser seres prácticos.

Introducción al fracaso

Estamos tan concentrados en criar a nuestros hijos para que tengan éxito que olvidamos que el fracaso también es parte de la vida y que nuestros hijos pueden enfrentar este fracaso en algún momento u otro. Ésta es la realidad inevitable. El espíritu empresarial le enseña a su buscador a aceptar el fracaso con gracia y seguir adelante con las lecciones aprendidas. Esta es una lección muy importante que debe enseñarse desde una edad temprana.

Resumiendo todo

El espíritu empresarial es una de las pocas materias que contribuye al desarrollo integral del estudiante y la generación actual lo necesita más que cualquiera de las generaciones anteriores. 

Independientemente de cómo crezcan sus hijos, necesitarán habilidades empresariales para tener éxito. Así que déles un comienzo y enséñeles sobre esto desde el principio de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

test banner

Pages